jueves, 3 de marzo de 2011

Encuentros por Madrid 5




















A mi derecha Sat y a mi izquierda Rafael.

Al día siguiente, domingo, nos levantamos los tres a las siete de la mañana (nos habíamos acostado hacia la una de la madrugada) porque Ernesto tenia que coger el tren hacia las nueve. Me dijeron que podía quedarme en la cama ya que, no cogía yo el tren hasta las cuatro y cuarto de la tarde pero les dije que no. Habíamos venido todos a Madrid a conocernos, hablar y compartir y no me iba a quedar en la cama para nada. Mi tía nos preparó un delicioso desayuno, cosa que le agradecimos con efusividad. Llegó el momento de despedirnos y marchamos para Madrid. En el tren de cercanías les pedimos a unos revisores de la RENFE que iban a trabajar que, si no les importaba, nos sacasen una foto. Alucinaron que tres personas a las siete de la mañana de un domingo les pidieran tal cosa, que ya teníamos valor pero aún así la sacaron. Es la foto en la que estamos los tres dos entradas más abajo, en la que dice: “De un modo natural uno se vuelve más impersonal y a la vez es más uno mismo”. Luego, en la estación de Atocha vimos a Ramón, cosa que comenté también en una de las entradas de más abajo.
Ernesto se marchó, después Ramón (con el que despedimos con unos abrazos de todo corazón) y nos quedamos Salva y yo. Cogimos el metro y fuimos a Chamartín donde habíamos quedado con las últimas personas que nos faltaban por ver. Primero apareció Rafael, un chico bastante alto que, según nos dijo, había asistido a tres talleres con Douglas Harding en Inglaterra. Escuchamos con mucha atención todo lo que contaba y nos trajo unos folios con algunos escritos. Más tarde quedamos con Tina y Sat aunque Salva no llegó a conocer a ésta última porque tuvo que coger el tren. Charlamos bastante y nos contaron como habían estado en una charla de Pedro Rodea la tarde del sábado y que si hubiéramos ido no habríamos podido entrar porque ya no cabía ni un alfiler.
La foto de arriba es de uno de los momentos del encuentro y nos la sacó Tina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.